¿Recordáis cuando Apple sacó Mac OS X Tiger (2005) con la funcionalidad “Dashboard”?
¿Y recordáis que el pantallazo de presentación tenía muchas referencias a Yosemite? Yo no,  aunque sí recuerdo que para mostrar las funcionalidades del sistema siempre salían referencias a un viaje al Parque Nacional de Yosemite en Mail, iPhoto e iMovie (y a Hawaii creo recordar).

 

En fin, la cosa es que el dashboard y sus apps, los widgets, fueron perdiendo relevancia en Mac OS X, a pesar de que su valor era hacer muy bien, y bastante bonito, lo que hacían (normalmente una sola cosa muy clara y definida, me encantaba flight–tracker y antes del iPhone tener relojes de todo el mundo con su hora). Aún utilizo el conversor…

Y de repente empezaron las notificaciones, y más tarde los widgets vinieron ¿o deberíamos decir, regresaron? a iOS 9.

Me resultó simpático encontrar hace unos días esta entrada en ComputerWorld How the macOS Dashboard can actually help you be productive

Dashboard widgets can be useful, but Apple has been deprecating their importance in the last couple of OS releases (it hasn’t had a significant improvement in years).

That’s why it makes sense to use Notifications widgets if one you need is available to minimize the workflow impact if Dashboard support is removed from macOS in future.

However, with hundreds of Dashboard widgets available in contrast to a handful of Notifications equivalents, you may still find work for idle Dashboards to do.

 

La verdad es que Apple aún no les ha quitado todo el protagonismo en su página web, con una interesante lista de widgets.

Puesto en faena, además, he encontrado además este reciente artículo de Life Wire sobre cómo utilizar el terminal para sacar tus widgets del aislamiento del dashboard.

 

Ha sido un placer recuperar el widget…