Como a todos, a veces Mail me cabrea, pero al tiempo me gusta mantener el número de aplicaciones en mi Mac ligero; demasiadas aplicaciones instaladas para probar algo que luego nunca más se utilizan ni se borran. Un poco de minimalismos no está de más.

Así que buscando soluciones para unas cuestiones de correo corporativo gestionado por Gmail (Google Apps for Work, luego G-Suite)… llegué a esta interesante entrada How to Make Apple Mail a Better Desktop Email Client, obviamente en inglés.

mini-hero-mail_2x.png

Os dejo a continuación algunas de las sugerencias en seis apartados:

– Personalizar la barra de herramientas: elimina el de borrar y el de responder a todos, añade marcar como leído/no-leído y mover mensajes seleccionados, por ejemplo

– Elimina los elementos que distraigan: por ejemplo la pre-visualización de líneas del mensaje, las carpetas de los buzones (las automáticas), alguna de las barras de pestañas, favoritos y laterales… a veces son redundantes

– Simplifica las búsquedas: utiliza los “indicadores”, configura reglas de correo y buzones inteligentes

– Facilita luchar contra la adicción al nuevo correo: elimina las notificaciones, el icono en el dock, y marca un tiempo razonable para chequear los buzones

– Hazte con algunos plugins: Mail Butler (añade “para luego”, “programar envíos” y “seguimiento”), Herald (gestionar desde las notificaciones) u otros que puedes encontrar en el enlace que facilita

– Pega un buen repaso a las preferencias, utiliza los desplegables y comprueba las opciones disponibles

y por supuesto utiliza las páginas de Apple sobre Mail