Un repaso a la historia del Mac

No diré nada más, señorías.