Y el resto de mi vida tendré que fiarme de mi fuente. Leo en faq-mac que Intel parece reconocer que hay planes de ordenadores Apple con procesador ARM, otro cambio de arquitectura … y los muchachos del barrio le llamaban loca … como los del GUM a ese desarrollador al que a veces me he referido que lleva tiempo dando la barrila con lo mismo, la última vez febrero de este año

Este informador lleva tiempo hablando del nuevo cambio de arquitectura, de procesador, en los ordenadores de Apple, quizá alguna vez lo he mencionado, además de ser algo que, de hecho, ya podemos ver en los equipos de la compañía de la manzana equipados con procesadores procedentes de ARM. Pero siempre me ha parecido difícil que se diera en los equipos Mac OS, en los ordendores propiamente dicho (a diferencia de los dispositivos táctiles) a corto plazo. Efectivamente, quizá no se de a muy corto plazo, pero me temo que no va ser tan largo e indefinido como yo pensaba. A veces me olvido de la informática y su innata rapidez evolutiva (y de la obsolescencia programada).

Y en abril de 2010

Combinado con el rumor de compra de ARM y a la vista de lo que es capaz el procesador del iPad … ¿será cierta al final su teoría de un nuevo cambio en la arquitectura de los ordenadores Apple?

Y antes en abril de 2009

El caso es que  por una parte no me lo puedo (o quiero) creer –no he sufrido con la transición a Intel y espero no hacerlo en la próxima–. Por otra parte puede que en los productos que se esperan como novedad en la WWDC tenga sentido que ya se utilicen esos nuevos procesadores (y que sean los de PA) y si los sistemas operativos siguen evolucionando y se mezclan características de los sistemas operativos para equipos móviles (recordad que móvil para Apple significa que quepa en el bolsillo del pantalón –a ser posible en el del Levi’s de Steve Jobs–) con los OSs de los equipos “tradicionales” (laptops y sobremesa) pueden producirse sinergias en el desarrollo que animen a nuestros chicos a hacer lo que siempre han hecho, ofrecer su solución funcional, pero “en su ecosistema”. Una propuesta que funciona magníficamente y que integra de modo inseparable hard y soft.