Etiquetas

, , , , ,

El pasado sábado acudí al Macmuerzo, pese a encontrarme con un fuerte dolor de cabeza que me llevaría al final del evento a pasar toooodo el día en cama tratando de apagar el taladro que parecía tener ahí dentro. No era resaca, no. Por lo menos debería suponer diversión la noche antes. Será … ¿la edad?

En fin, el #macmuerzo es un evento que se organiza algunos sábados, promovido por la #pandillamac (aficionados a la manzana) del grupo de usuarios de twitter de valencia, #twittche. En él nos damos cita los aficionados de Apple a través de ese mismo canal y, además de alucinar con los camareros de los bares de la ciudad y alrededores (aunque intentamos que sea céntrico), hablamos de los aparatitos de la manzanita, de los sistemas operativos de los aparatitos de la manzanita y tal 😉

Aunque algunos nos repetimos en tales celebraciones, hay una cierta variabilidad en la asistencia y eso facilita el conocer gente nueva. En esta ocasión cayó a mi lado @vicentevicens, desarrollador de iOS (de APPs para la App Store, para los legos en la materia). Y la conversación no pudo ser más interesante; Vicente ha ido a las últimas 3 ó 4 WWDC (World Wide Developers Conference) y eso, unido a mi contacto con otro desarrollador bastante parlanchín (con una pila de años de desarrollo en el Mac y amigos cruzando el canal de la mancha y el océano atlántico y todo USA) hizo que (pese a mi dolor de cabeza) elucubráramos  –bastante–.

Ya andaba yo pensando en articular unas líneas sobre lo que comentamos, cuando ayer me encuentro que Apple nos convoca el 20 de octubre para presentar algo (mira que le tengo dicho a Steve que me avise con más tiempo). Dos días después de la conferencia de resultados del 4º trimestre de 2010, Apple ya empieza el próximo año fiscal y quiere un primer trimestre con ventas en Navidad.

Mis elucubraciones empezaron unos días antes hablando con un amigo que quiere una nueva máquina pero me comentó que esperaba que presentaran algo que vender en Navidad, ya que tocaba mejoras de procesador en los MacBook Pro de 13″ y/o un nuevo MacBook Air. Ese día saltaron las noticias de un MacBook Air de 11 pulgadas 😉

La verdad es que con este amigo ya me di cuenta que el año pasado, en la segunda mitad de octubre, se presentó el iMac (21.5 y 27″) que nos hizo esperar muchas ventas, en el APR en que trabajaba, por su buena pinta y que luego pareció no existir en los APR durante las fiestas navideñas, pero sí en el Apple Store online. Así que tenía sentido que en octubre tuviéramos renovación de gama. ¿Cuál? Sin duda, toca al MacBook Air, pero también a la gama de portátiles (al menos la de 13″, no renovada junto a los de 15″ y 17″).

Ya en el macmuerzo comentaba con Vicente, lo primero, cómo se justificará Steve si decide sacar ese MacBook Air más pequeño ¿no será entonces un netbook? Está claro que 11 pulgadas panorámicas dan sitio para un teclado completo de tamaño estándar. Quizá Steve pretenda convencernos con eso, con el tamaño estándar del teclado, de que un ordenador de 11″ no es un netbook sino un MacBook. En esta sociedad de consumo hay mercado para todo y cuantos más segmentos toques, más clientes potenciales. Sólo has de hacerlo bien.

Hablando sobre qué novedades presentaría ese supuesto MacBook Air, tuvimos claro que sería más pequeño, llevaría un disco SSD, y más procesador, pero ¿cuál? Aquí vino a ayudarnos a elucubrar lo que ese otro desarrollador más parlanchín lleva tiempo advirtiéndome: una posible transición de Apple a procesadores propios, si no, ¿por qué la compra de PA Semi? Es evidente que los dispositivos móviles (iOS) utilizan esos “nuevos” procesadores, pero ¿será capaz Apple de dar otro salto mortal? ¿Podrá instalarse Windows sobre esos procesadores sin disminuir el rendimiento (quién recuerda Virtual PC)? Poder utilizar Windows también en los ordenadores Apple ha sido una de las razones de la masiva venta de Macs en los últimos años, no se yo si me la jugaría.

Y si el MacBook Air presenta un form–factor clásico con teclado y trackpad, pero con un sistema operativo iOS (menos devorador de sistema, más ágil, con software disponible en un App Store), con un procesador propio y sin posibilidad de Windows (como los iPad). ¿Y si es una categoría más? Móvil, tablet y ordenador basados en iOS. Ordenadores tradicionales basados en Mac OS X e intel (con los procesadores propios para agilizar el sistema, el núcleo o alguna tecnología propietaria –¿gestión de gráficos?–).

Llegados a este punto nos preguntamos por las posibles novedades de Mac OS X 10.7 (parece confirmarse el nombre Lion vista la invitación al evento del dia 20). Basado en comentarios de algunos usuarios de iPhone y posteriormente Mac OS X, se quejan de lo rápido que es Mail en iOS y lo lento que es en el Mac OS, por ejemplo. En general la sensación de velocidad de los iPad es muy gratificante. Así que puede que el camino que tome Apple sea unificar las interfaces de su software, por fin,  alejándose del “colorín” (¿será iTunes el camino?) y mejorar al máximo el rendimiento de las aplicaciones.

Pero lo que hablando con unos y con otros parece claro es que la integración de tecnologías multitouch en el en Mac OS X no acaba de ser el camino para equipos de sobremesa o portátiles pegados a un monitor (algo de lo más habitual, pues ahora los portátiles son “suficientemente” potentes). Imaginaos todo el día con el brazo en alto haciendo gestos en la pantalla del iMac o del portátil, pero –en su caso– no en la pantalla adicional a ellos. Sin embargo ese modo de manejo está claramente destinado a equipos móviles que reposan en tu regazo. Una vez más parece confirmarse que el iOS puede ser más útil para el consumo de información (y ciertas labores creativas básicas) mientras que Mac OS es el sistema para crear contenido, con otros interfaces, aprovechando los dobles monitores, etc.

Así que, quizá Mac OS X 10.7 presente características “efectistas” pero yo creo que convergerá en optimizar las aplicaciones iOS, que más ligeras deberían “volar” en los sistemas mucho más potentes de los equipos de sobremesa y portátiles. Esperemos que además supere todos los inconvenientes que encuentran los administradores de sistemas para integrar los Macs en entornos corporativos basados en servidores Windows y Linux de una manera sencilla y sea ese el camino para seguir metiendo la cabeza en las empresas. Esperemos que implemente por fin unos sistemas de lectura y escritura de archivos cross-platform sin que el usuario haya de sufrir. Veremos los derroteros del león.

Pero “Back to the Mac” no puede presentar demasiado de Lion (recordad que MicroSoft y Google estarán preparando las fotocopiadoras) y un sub-portátil basado en iOS no sería volver al Mac. Así que, habiéndose renovado recientemente el Mac Pro, el iMac (y en cierta medida el mini) y con la gente loca por los portátiles que en sus modelos de 15″ y 17″ ya incorporan procesadores con mucha capacidad de proceso (i5), cabe esperar una renovación de la gama MacBook Pro de 13″, para según los ruidos de los mandamás de Apple, sus clientes, proceder luego a actualizar los 15 y 17 pulgadas.

Como sugería en la KDD de otoño del GUM Mac-Valencia @_prometeo una de las cosas con las que los MacBook empezarían a ponerse al día es eliminando la unidad óptica. ¿Cuánto hace que no la utilizáis? Con un lector de SD se puede instalar el software ¿no? Es evidente que, sobre el papel, resulta más ecológico en empaquetado e imposibilidad de instrucciones en papel la tarjeta SD.

Si se quita la unidad óptica, se amplía el sitio para la batería –lo que deja entrar procesadores más potentes–, hay más espacio físico para ampliar la RAM (más módulos de menor capacidad, más asequibles), o más conectividad, lo que junto a discos SSD puede dotar a los equipos pro del máximo rendimiento con el mínimo peso. Imaginad un MacBook Air con la potencia de un MacBook Pro de 15″, al precio de un MB Pro de 13″… La tecnología disponible lo permite y esa es la especialidad de Apple, mezclar tecnologías preexistentes como antes nadie lo había hecho. Si la cosa es bien recibida por los usuarios, seguirán procesadores de gama superior en los modelos más grandes, que también verán drásticamente reducido su peso y ampliada su conectividad con la pérdida de la unidad óptica.

En fin son muchas más las ideas que quedan en el tintero … cosas que lees aquí y allá, ideas que viene a tu mente cuando estás trabajando, pero la mayoría de reflexiones que hicimos en los últimos encuentros creo que quedan plasmadas. Son sólo un montón de ideas que compartir.

No obstante, por si alguien me acusa de no concretar y que para pensar en voz alta para qué me molesto … me atrevería a decir, que con lógica y una gota de imaginación, el evento puede ser:

  • lo bien que nos ha ido, vendemos montones de iPod, iPhone, iPad pero no menos montones de Mac
  • por eso presentamos el nuevo Mac OS X (ligerísimamente, para justificar nuevas características en iW e iL)
  • nuevas versiones iWork e iLife (más extenso)
  • nuevos MacBook Pro de 13″ (sin unidad óptica, i3 ó i5, ligeros y con batería duradera, precio ajustado)
  • “one more thing” el nuevo MB Air (ya veremos con que OS y procesador, pero puestos a apostar diría que con uno propio e iOS)

Veremos qué sale de todo esto… 😉