Etiquetas

,

Una apreciación subjetiva y carente de fundamento científico … pero es lo que siento. Creo que en los dos años que llevo utilizando pantallas glossy en mis Mac ha bajado mucho también la calidad de mi visión ¿puede que la pantalla glossy agote más rápido la vista que la mate?

Como digo, no soy oftalmólogo ni experto en óptica y ha coincidido el uso de las pantallas brillo con cumplir 40 años, ya voy para 43, por lo que la merma de vista por vista cansada podría venir simplemente por edad. Pero creo que no es así, me doy cueta de que en bastantes sitios, salvo entornos de trabajo muy “zulo” en los que he estado, me paso el día corrigiendo la distancia del ordenador a mis ojos, modificando el ángulo de apertura de la pantalla y por si fuera poco, si tengo una ventana a la espalda forzándome a encontrar una posición en la que el brillo de la pantalla no suba y baje de manera constante según el balanceo de mi cabeza… eso cuando además no salta la retroiluminación.

Se lo comento a mi mujer y me dice que mucha gente se queja por ahí, en foros diversos de esa sensación. ¿Qué opináis? Es la edad, el brillo de la pantalla, el ambiente de trabajo, la variación del brillo en función de la luz que incide en el sensor “ambient light” … o, lo más seguro, una mezcla de todo.

¿Va a ser verdad que a los creadores de tendencias les interesa mover el mercado porque sí, sin testeo suficiente que acredite el impacto de una novedad sobre la salud de los usuarios? ¿Tan importante era tatar de mejorar la visión en exterior si a pleno sol tampoco se ve tan bien? Si lo normal es que trabajes en una mesa y silla, de manera ergonómica, y que las teles sean para ver la tele y no que el ordenador sea para todo … ¿qué opináis?