Etiquetas

,

En C-Net plantean la importancia para Apple del lenguaje HTML5 y su implantación en el desarrollo web como estándar a raíz de la adopción del mismo por Vimeo y YouTube (y es de esperar por Google Video, dueños de You Tube, digo yo).

La cosa es que el HTML5 permite dejar fuera Flash para la reproducción de vídeo, aunque todavía con limitaciones para hacer “lo mismo”, implementando otros estándares (Ogg, H.264) como codificación de vídeo en este lenguaje. Flash consume muchos recursos y su omnipresencia conduce a un monopolio “de facto” por su caracter privativo. Con HTML 5, se soporta el H.264 desde Safari y Chrome, y Firefox soporta por su parte OGG en lugar de H.264.

Resulta evidente el paso adelante que supondría la adopción de esta tecnología, no sólo por la razones obvias de estandarización de los formatos, sino porque el iPhone no tendría que seguir necesitando de Adobe un desarrollo específico de Flash.

Veremos como evoluciona ésto.