Etiquetas

,

Interesante artículo en Forbes sobre las declaraciones de Steve en el turbio asunto del “backdating” de las acciones de Apple en 2001.

Pobrecito Jobs… nadie lo animaba ni reconocía su trabajo (con acciones de las que valen dinero):

“no era tanto por el dinero … a todo el mundo le gusta que sus colegas lo reconozcan”

“gracias, muchas gracias, mi cuerpo os lo agradece”