Etiquetas

,

Al final Time Machine va a ser un gran invemto… por si lo dudabais. Puede que ya lo supiérais, y yo mismo había recuperado archivos en alguna ocasión, pero nunca había restaurado todo un sistema … alucinante.

El Jueves Santo el HD del MacBook de mi mujer murió, un equipo que en diciembre cumplió un año y  que se utiliza para el “negocio en casa” cada día desde hace 3 meses (antes se utilizaba más de bien los fines de semana). Así que el martes fui a comprar un nuevo HD de (320 GBs en lugar de 120 GBs) y tras instalarlo (increíblemente sencillo en un MacBook de policarbonato) procedí a la reinstalación del sistema, no sin antes preguntar como tenía que hacerlo (en el APR donde compre el HD).

Ya me advirtieron en la tienda: formatea el HD y elige “restaurar desde copia de seguridad” en el DVD de Leopard. Funcionó perfectamente. Nunca me había fijado (o quizá sí, había visto sin ver) que después de elegir el idioma, en las utilidades, además de utilidad de disco, disco de arranque, etc, existe “restaurar desde copia de seguridad”.

Así que ahí fui yo, formateé, le digo restaurar desde copia y me pregunta de qué cpia, que enchufe el HD, lo hago y me dice las últimas copias para que elija desde cual, me pregunta dónde instala  (si en el HD interno o en la otra partición del externo –porque lo tengo con partición–), elijo, dejo pasar un par de horas (estaba en un puerto USB el HD de BackUp) y asunto resuelto :))

 

Vaya, si el jueves por la mañana no es festivo y encuentro el disco igual de rápido, el jueves por la tarde a las 16:00 horas estaba mi mujer trabajando. Productividad a tope. Para que luego digan. Anda que no he tenido yo conocidos usuarios de windows (avanzados o no) que me han dicho: “mándame el mail, es que tuve que formatear y lo perdí todo”. Con Windows, claro, y sin copia de seguridad.

 

En honor a la verdad y para que todo el mundo lo sepa, este blog pretende también ayudar, sólo tuve que tener cuidado con una cosa -de hecho tuve que llamar a la tienda por ello (gracias de nuevo, Dani)-:

Mi disco de Leopard, la versión de sistema que te permite esta opción de restaurar desde un copia de seguridad, era de actualización (venía en el MacBook en modo “DVD-drop-in” que te ponen en la caja porque el equipo salió de fábrica con 10.4.10 pero tú lo compras bien en marcha 10.5). Esas actualizaciones necesitan un Tiger instalado para funcionar y si no lo encuentran … no se instalan. 

Así que si bien me dejaba formatear y elegir restaurar, a la hora de la verdad no me dejaba instalar en el HD recién formateado, no “lo encontraba”, lo que fue un momento de terror al pensar que igual estaba mal. Pero no, cuando saqué el disco original del MacBook, formateé con su utilidad de disco e instalé el sistema básico más básico de 10.4.x que me dejaba el DVD (por rapidez), reinicié (con el usuario que creé y todo) y metí el DVD de Leopard, ya sin pegas reinicié, elegí idioma y en utilidades restaurar, desde qué disco (Time Machine), qué copia de Time Machine a qué disco (ya me salía el HD interno), una advertencia de “borro el HD”, OK y a esperar. Se ve que aunque sea para restaurar un Leopard desde Leopard, el “Upgrade DVD” pide la preexistencia de Tiger. Curioso.

Y todo funcionando, creo que no hemos perdido ni un solo dato. No estuvo nada mal.