29. Medita en el mundo de ensueño, imaginando que arde hasta convertirse en cenizas, y llega a ser más que humana.