20. Amable Devi, penetra en la presencia etérea que impregna tu forma muy por encima y por debajo.