Etiquetas

Bueno, pues ya está aquí el iPhone OS 3.0. No es revolucionario y añade características que deberían haber estado ahí desde el principio, como por ejemplo el reenvío de SMSs, espero que además ofrezca alternativas de enviarlos como mail como hacía la BlackBerry, ese vestigio del pasado 😉  que también ofrecía copiar y pegar, o MMSs, copiar y pegar o poder apaisarlo todo (teclado algo más grande) … muchas de las cuáles incluirá la Palm Pre.

Con el update gratuito, nuestros iPhone dispondrán de casi 100 características nuevas que Apple, cómo no, redondea en 100

Ya hay disponibles primeras imágenes y revisiones del software iPhone OS 3.0, beta. Y está disponible el vídeo de la presentación en la web de Apple.

Otras de las características serán copiar y pegar, la posibilidad de implementación de tecnologías push, notificaciones y badges, una manera de que las aplicaciones “corran” en segundo plano, de manera que tengas tu iPhone haciendo algo pero puedas enterarte de que te ha llegado un mensaje de mensajería instantánea, por ejemplo.

Desde luego por las fotos y lo leído parece que Apple ha escuchado a sus usuarios y ha mirado alrededor para ver qué tenía que hacer para seguir dirigiendo el mercado. Yo, particularmente, me siento escuchado pues algunas de las “features” que traerá el software las pedí en la página de feedback del iPhone en la web de la compañía de la manzana mordida.

Ahora el iPhone traerá todo o casi todo lo que incluye el Palm Pre, máxime si consideramos el nuevo kit de desarrollo de software (SDK) que Apple ha puesto a disposición de los desarrolladores. Como decía sarcásticamente Technologizer, el caso del iPhone 3.0 tiene similitudes con el caso curioso caso de Benjamin Button; sí, lo cogen por los pelos, ellos mismos lo dicen, y yo no puedo opinar porque no he visto la peli. Pero básicamente se trata de la idea de que en cada evolución han ido a un mercado, lanzamiento básico, 2.0 orientado a desarrolladores de terceras partes, 3.0 remata y pone todo lo que se ha ido pidiendo … dejando no se sabe qué sorpresas para la próxima versión (ahí es donde difiere, esperemos, del caso de B. Button, quien en ese punto muere). Por otra parte uno no puede evitar sentir un poco, como dicen en Technologizer, el efecto Microsoft: “In a strange way, this is an upgrade that reminds me of the old rule about Microsoft products: It takes until version 3.0 until they’re fully baked.”

En fin, que la cosa se pone interesante. Por cierto, en un alarde de “inoportunidad”, cuya “culpa” creo que es atribuible a Apple por su secretismo, los chicos de Macworld anuncian la “MacWorld’s iPhone Superguide, Second Edition”, menudo momento.