Vaya por delante que me gusta bastante el espíritu y los productos de Google. Lo que no quita para que me preocupe descargar en un sola compañía tantos … datos. Mis fotos, mis pensamientos, mi correo, mis documentos … Si la propia compañía ha de decirse a sí misma y su gente “don’t be evil” ya significa algo. Y sí, ya se que como usuario de Mac, puedo hacer algo parecido con el servicio MobileMe y demás. Bastante me preocupa.

Recientemente hablábamos en una lista que solíamos considerar cualquier producto de Google de calidad. Oportunamente Computer World publicaba en uno de sus blogs un artículo sobre las evidencias de que Google pierde fuelle.

Alguién remataba el artículo recomendando la lectura de Engoogleados, de Cory Doctorow, una historia tremebunda sobre dónde podríamos llegar. Lectura que recomiendo yo mismo ahora.

Y Google lanza su navegador Chrome, que es visto por algunos analistas como el sistema operativo de Google.

Y este grupo de circunstancias que se producen me lleva escribir sobre ellas y compartir los enlaces que he indicado más arriba.

¿Mola Google? Sí. Pero toda pasión por una compañía que no sea la tuya, incluida Apple, debe vigilarse.