Estoy leyendo el libro “Guide to the Macintosh Underground”, por Bob LeVitus y Michael Fraase –bastante antiguo– y me ha llamado la atención unos pensamientos sobre los matices entre conocimiento e información:

Contrariamente a la creencia popular, las corporaciones no trabajan con información; las personas trabajan con información.

La información para un Macintosh, como cualquier otra computadora, no tiene sentido. Todo lo que entiende un Mac es si un bit está ON u OFF.

Idea, pensamiento y conocimiento se basan en el proceso. La información se basa en el producto.

Y parten de esta teoría de Theodore Roszak:
“La información, incluso cuando se mueve a la velocidad de la luz, no es mas que lo que siempre ha sido; pequeños manojos de hechos, a veces útiles, a veces triviales, pero nunca la sustancia del pensamiento.”