No soy muy dado a las grandes frases, así que… Feliz Año 2007. Eso sí, de corazón.