Leo en TUAW la referencia a un informe en InformationWeek que llega a la triste conclusión de que el 87% del correo electrónico que ha circulado este año 2006 es spam, casi un tercio más que el año pasado.

Si a eso sumamos esa gente que hace del correo electrónico una herramienta perfecta para la difusión de mensajes en cadena con vídeos “graciosos”, presentaciones de powerpoint espantosas y otros usos que yo calificaría de estúpidos puede que sólo un 5% del correo electrónico se utilice para el trabajo…

Comentando el informe, TUAW indica que mucho del spam es phishing y nos recuerda que desde Mail, mediante el menú Visualización->Mensaje->Fuente sin formato podemos localizar a qué URLs apuntanrealmente los enlaces del mensaje.