Apple parece haber escogido buenos socios en los últimos tiempos. Primero fue Intel y más recientemente Google, los dos monstruos del sector de tecnología cuyas alianzas han resultado más sonadas.

En el caso de Intel, la alianza era, no sólo lógica, sino necesaria si tenían que sacar equipos con los procesadores de ese fabricante. Por otra parte, respecto a la conveniencia de este partner frente a AMD, pues el tiempo lo dirá. Desde luego Intel dispone de más fuelle y potencial económico que AMD para hacer frente a posibles crisis, por otra parte AMD se ha aliado con uno de los mayores rivales de Apple, Dell.

Así las cosas, la decisión no parece mala. Además en Intel parecen haber comprendido bastante bien la filosofía de Apple, su vicepresidente y director general del grupo Digital Home de Intel declaraba “claramente la orientación de Apple es ofrecer la mejor experiencia de uso posible de principio a fin. Esto es lo que hacen y lo hacen muy, muy bien.” Además comentaba que en Intel tienen un lema respecto a la compañía de la manzana: “Deja a Apple que sea Apple”.

Este enfoque respetuoso destaca, porque de entre el resto de declaraciones de este directivo se dejaba entrever una oposición al enfoque “cerrado” de Apple en sus soluciones, que a lo mejor una compañía como AMD, que al menos yo posiciono como más identificada con los estándares, igual no era capaz de aceptar.

Y respecto al acierto del cambio de arquitectura, los números dan la razón a la direccion de Apple.

En cuanto a Google, el primer campanazo de la alianza se dió con la incorporación de Eric Schmidt (CEO de Google) al Consejo de Dirección de Apple. En mi opinión, Google es la segunda empresa de IT que “más mola”. Obviamente todos debéis saber que para mi la primera es Apple 😉

¿Por qué? Porque, si lo que se cuenta de ella es cierto, su manera de gestión, su dirección, sus proyectos puestos en marcha, todos me parecen interesantes, abiertos y, sin duda, deben ser rentables. Vamos, que para desolación de mi jefe, yo sí aceptaría en Google el puesto que él rechazó…

Además me parece muy interesante el planteamiento de Schmidt, en sus palabras:
“Mi punto de vista es que no colaboras por colaborar. Colaboras por una razón”. Obviamente, no es una cuestión de estar por estar y lo demustran los pequeños avances en la disponibilidad de soluciones Mac para algunos servicios web (Picasa) que ya se empezaron a ofrecer hace un tiempo y que demuestran que esto no es producto de un amor a primera vista.

La puesta en marcha del blog de Google/Mac, a estilo del que montaron los chicos de la MacBU de MicroSoft o del Grupo Google-Mac , vienen a confirmar el estrechamiento de los lazos entre ambas compañías y el interés de ambas por ofrecer una alternativa de sistema operativo y servicios que pueda competir con los gigantes de Redmond.

En otra entrevista posterior, el CEO de Google volvía a referirse a Apple al preguntársele por qué había aceptado incorporarse al Consejo de Dirección de la compañía de la manzana: “Es algo personal. Si eres un directivo, es una reafirmación personal. Apple es un innovador en su propio espacio. Está metida en el que es, probablemente, el segundo acto más notable nunca visto en la tecnología. Su resurgir es simplemente un fenómeno y extremadamente impresionante.”

En esa misma entrevista, Schmidt comenta el concepto de la informática de Google, dónde entienden que en el futuro, datos y aplicaciones residirán en un servidor, al que el usuario podrá acceder desde cualquier máquina. Casualmente este concepto coincide con la idea de la patente registrada por Apple referente a las “cuentas de usuario portables“. El texto de la patente de Apple es bastante evidente: “The multi-user computer system, eg. through its operating system, locates user accounts not only in local storage of the multi-user computer system, but also in any removable data storage attached to the multi-user computer system.”

Sí, sí, evidentemente esto es algo que algunos ya venimos haciendo con el iPod, utilizar el procesador de otro/s y llevar nuestras aplicaciones creativa y los archivos resultantes de las mismas con nosotros. Pero para eso necesitamos que el otro tenga un Mac. La gracia de la patente supongo que estará en facilitar la solución o en aplicarla a otros dispositivos (tablets? PDAs? iPhones?) susceptibles de ser sincronizados con nuestros Macs. Ya veremos.

En definitiva, lo que me llamó la atención fue las declaraciones de Schmidt 2 días antes que saltara la noticia sobre la patente de Apple. A este respecto, puede que yo sea más geek de lo que creo, porque la distribución Damn Small Linux de la que me hablaba el otro día uno de los técnicos de mi empresa, en combinación con los documentos y aplicaciones remotas me parece ya la leche. Poder llevar una llave USB y en cualquier equipo lanzar tu SO, con tus aplicaciones y poder acceder a los archivos remotos. Navegar, trabajar con el web mail, escribir tus documentos. El corazón de tu vida en un mechero y tus datos en un servidor seguro (con backups, sin virus, mantenimiento 24/7…) No me suena nada mal.

Si conseguimos el compromiso de las autoridades con una ADSL de primer mundo a precio asequible y no como la de ahora, la idea de Google en combinacion con lo que los magos de Apple puedan tener en la chistera, me parece que va a resultar muy interesantes.